Prácticamente la totalidad de las escuelas de música de las 27 sociedades musicales que forman la Coordinadora de Sociedades Musicales de la ciudad de Valencia (COSOMUVAL) prosiguen estos días con las clases a sus alumnos. Desde el pasado 23 de marzo, los órganos directivos y el profesorado se pusieron manos a la obra para continuar desarrollando su labor y que los estudiantes no se vieran afectados por las consecuencias del cierre de centros educativos decretado por la Conselleria de Educación debido a la crisis del coronavirus.

En este sentido, muy pronto se activaron metodologías on line y recursos pedagógicos muy diversos como videoconferencias individuales y en grupo, Google Classroom, Skype, Zoom, etc. Esta rápida respuesta por parte del profesorado para adaptar sus contenidos al nuevo escenario ha provocado que el número de bajas de alumnos haya sido mínimo, lo que igualmente ha repercutido en los profesores, que tan sólo en algunos casos puntuales han visto reducida su nómina pero que en general mantienen las mismas condiciones laborales que antes de la crisis.

En el caso de las actividades grupales como banda, grupos instrumentales o coro, se han buscado también recursos alternativos basados en la mayoría de los casos en el estudio en casa por parte de los músicos con el seguimiento del profesor o director que está en permanente contacto con ellos.

Asimismo, aunque la situación se está resolviendo muy positivamente, algunas sociedades musicales han reducido las tasas de las clases para adaptarlas a la nueva modalidad, han establecido facilidades para aplazar los pagos de las tasas e incluso otras han abierto una línea de ayudas a familias con especiales dificultades económicas a través de descuentos o bonificaciones en las cuotas. Unas medidas que, no obstante, están en continua revisión hasta que la situación vuelva a la normalidad.

El presidente de Cosomuval, Miguel Hernández, se muestra muy satisfecho ante ”la capacidad de respuesta que han mostrado las sociedades musicales de la Coordinadora, que han sabido adaptarse de manera ejemplar a la nueva situación con el objetivo principal de que ni el alumnado ni el profesorado se viera afectado por el cierre de nuestras escuelas. Es un ejemplo de entidades dinámicas y organizadas cuyos directivos han realizado enormes esfuerzos para que se mantuviera una continuidad, algo fundamental de cara al futuro”.

En cuanto a la actividad de la propia Coordinadora, lo más destacable es el aplazamiento de la Fira de les Bandes, prevista para finales de mayo y que de momento no podrá celebrarse. También desde el Ayuntamiento de Valencia se les ha comunicado la no realización de los conciertos previstos para el mes de mayo dentro de la campaña Cultura als Pobles.